El paro de los autónomos

Paro de los autonomos
Paro de los autonomos

De todos es sabido que los autónomos tienes una serie de ventajas y una serie de desventajas respecto al trabajador por cuenta ajena. Una de las más claras es que mientras los trabajadores por cuenta ajena pueden llegar a percibir una ayuda por desempleo, en el caso de perder su trabajo y haber cotizado lo necesario, los autónomos históricamente no han tenido este privilegio.

Un problema que recurrentemente aparece en la agenda legislativa a pesar de lo cual no termina de crearse un sistema de apoyo a los autónomos que se ven obligados a cesar su actividad profesional por falta de trabajo.

Actualmente sólo el 36% de los autónomos que cesan su actividad profesional reciben el llamado paro de los autónomos. Tan solo el 36% de los que lo solicitan. Un dato demoledor. Pensemos, por un momento, que sólo la mitad de los trabajadores que acaban en la cola del INEM recibieran las prestaciones por desempleo. Sería, lógicamente, inadmisible. Pues exactamente eso pasa con los autónomos. Y lo peor es que deberíamos alegrarnos puesto que este dato es una mejora considerable respecto al 2015 y 2013 (28% y 22% respectivamente).

Recordemos que esta ayuda por cese de actividad se instauro en 2010, en plena crisis, cuando ya mucho autónomos habían tenido que plegar. Las condiciones para poder acceder a esta ayuda, por la cual se cotiza no lo olvidemos, son ridículamente altas. Y supone una magra ayuda del 70% de la base reguladora y el periodo máximo durante el cual se puede recibir la ayuda es de 12 meses.  Las condiciones para poder recibir la prestación son:

  • Estar afiliado y en situación de alta en el RETA.
  • Tener el período mínimo de cotización por cese de la actividad. Los 12 meses anteriores al cese.
  • Estar al día del pago de las cuotas a la Seguridad Social.
  • No haber perdido la licencia de actividad por una causa penal.

La gran diferencia respecto a la prestación de desempleo de cualquier trabajador, es que el autónomo a de hacer frente a una cuota de cotización específica si quiere poder tener derecho a recibir en caso de cese de actividad la prestación. Además tendrás que aguantar un año en perdidas, sí palmando dinero en tu actividad, antes de poder tener derecho a recibir la prestación.

Actualmente se calcula que solo 600.000 autónomos de los más de 3 millones cotizan para poder tener derecho a recibir esta prestación. Una vez más los autónomos son utilizados con fines recaudatorios ya que solo 10€ de cada 100€ cotizados por el conjunto de los autónomos, exclusivamente contando las cuotas para la prestación por cese de actividad, son utilizados para el pago de las prestaciones. El resto…

Una vez más se demuestra que castigar al colectivo de los autónomos no tiene consecuencias. Es sencillo y rentable, tanto económica como políticamente.