Garantía Juvenil qué es y para qué sirve

¿Que es la garantía juvenil?
Se trata de una iniciativa a nivel europeo con el objetivo de permitir mayores oportunidades de inserción laboral a los jóvenes. El desempleo juvenil es una lacra en toda la Unión Europea, en España alcanza proporciones dramáticas. La garantía juvenil está dentro del ministerio de Empleo y Seguridad Social y comenzó su andadura en el 2013.

¿Pero qué ofrece la Garantía Juvenil?
Pues básicamente se trata de una bolsa donde los jóvenes menores de 30 años (si tienes más, no puedes inscribirte) que recibirán ofertas de empleo u ofertas de educación y formación. Evidentemente hay un requisito fundamental y es no estar trabajando. Ya que es una bolsa pensada para ayudar a los jóvenes a encontrar trabajo o continuar formándose para mejorar sus competencias profesionales….y encontrar trabajo.

Hay más requisitos para apuntarse a la Garantía Juvenil?
Sí claro. Ya sabemos que cualquier cosa pública, y gratuita, implica requisitos. Son los siguientes:

  • Tener nacionalidad española o ser ciudadano de la Unión Europea. También es válido para ciudadanos de estados que formen parte del acuerdo económico europeo o Suiza. Siempre y cuando tengan residencia en España. También podrán inscribirse cualquier otro ciudadano de cualquier otro estado siempre y cuando tenga la autorización para residir en España y que le permita trabajar.
    Consecuencia de lo anterior.
  • Hay que estar empadronado en alguna localidad española. Y quién no lo esta? Sigamos…
  • La edad como comentamos. Más de 16 años, edad legal para empezar a trabajar, y menos de 30 en el momento de solicitar la inscripción en el sistema de Garantía Juvenil.
  • No haber trabajado en los 30 días naturales anteriores a la fecha de presentación de la solicitud. Vamos no tener trabajo durante un mes, entonces pides la inscripción.

Hay algunos detalles técnicos más pero que nadie normalmente incumple relacionados con las horas formativas y educativas recibidas en un periodo de tiempo anterior. Tecnicismos.

Vale y qué tiene esto de diferente con estar apuntado al INEM se preguntará alguno. Esa pregunta no es nada fácil de responder, habría que ver los resultados que está dando. Los jóvenes reciben más ofertas de trabajo por estar apuntado en la garantía juvenil?

De inicio lo que se hizo es ofrecer a las empresas un incentivo fiscal que consistía en 300€ mensuales con un máximo de seis mensualidades para hacer frente a las aportaciones de la cotización a la Seguridad Social. Y hasta un 100% en las cuotas en los contratos formativos evidentemente de la bolsa de garantía juvenil.

Bueno, bueno, pero funciona?
Veamos los datos que ofrece el ministerio de Empleo y Seguridad Social. Según el ministerio que dirige Fátima Bañez, más recordada por encomendarse a la virgen del Rocío que por otra cosa, la Garantía Juvenil cuenta con más de 185.000 jóvenes inscritos. De los cuales 62.000 han encontrado empleo o se han puesto a trabajar como autónomos….digo emprendedores. La comunidad autónoma con más peso, Andalucía tiene 70.000 inscritos de los que 22.000 han encontrado empleo.

Unos número sorprendentes, cuando no desconcertantes. Lo primero que se me ocurre es que pongan a trabajar a las personas que están en el proyecto de garantía juvenil en el INEM. Creo que el INEM no ha conseguido encontrar 22.000 puesto de trabajo ni sumando todos los años de existencia del INEM.

Lo cual nos hace sospechar que la ministra, se ha agenciao, todos y cada uno de los contratos que se hacen a los jóvenes inscritos en la garantía juvenil. Independientemente que se lo hayan ofrecido a través del proyecto de garantía juvenil o no. Nada nuevo, el maquillaje es realmente la pasión de cualquier político.

Bueno y a todo esto….

Cómo me doy de alta en la Garantía Juvenil?
Si cumples los requisitos que hemos mencionado arriba, puedes inscribirte de dos formas.

A través de Internet. Teóricamente. Nadie que lo haya intentado y conseguido ha vuelto para relatar su odisea. Si eres valiente, y un poco masoca, aquí tienes la puerta a esta dimensión web Cl@ve  No, no es broma, se llama así.
Sí lográis sobrevivir, recordad volver a contar vuestra epopeya, la publicaremos con gusto.

La otra forma, la “fácil” es ir a una oficina de la Cámara de Comercio más cercana con el DNI, también valen los centro de Información Juvenil. Allí os ayudarán o guiarán para daros de alta.

Aquí la explicación oficial…  http://www.empleo.gob.es/es/garantiajuvenil/darsealta.html

Todo facilidades como veis. Que la fuerza os acompañe si elegís el lado oscuro. Uno puede mover dinero por medio mundo simplemente con un usuario y una contraseña pero para darse de alta en algo oficial hay que hacer una gymkana.

Por suerte Internet ofrece muchas oportunidades a nivel formativo, al momento, sin tantos problemas.

Como por ejemplo esta web de cursos para trabajadores, pero que también tiene cursos gratuitos para desempleados. En un ambiente más internacional, para aquellos que quieran, de paso, practicar su inglés tenemos coursera.org

Internet está lleno de posibilidades.

El paro de los autónomos

Paro de los autonomos
Paro de los autonomos

De todos es sabido que los autónomos tienes una serie de ventajas y una serie de desventajas respecto al trabajador por cuenta ajena. Una de las más claras es que mientras los trabajadores por cuenta ajena pueden llegar a percibir una ayuda por desempleo, en el caso de perder su trabajo y haber cotizado lo necesario, los autónomos históricamente no han tenido este privilegio.

Un problema que recurrentemente aparece en la agenda legislativa a pesar de lo cual no termina de crearse un sistema de apoyo a los autónomos que se ven obligados a cesar su actividad profesional por falta de trabajo.

Actualmente sólo el 36% de los autónomos que cesan su actividad profesional reciben el llamado paro de los autónomos. Tan solo el 36% de los que lo solicitan. Un dato demoledor. Pensemos, por un momento, que sólo la mitad de los trabajadores que acaban en la cola del INEM recibieran las prestaciones por desempleo. Sería, lógicamente, inadmisible. Pues exactamente eso pasa con los autónomos. Y lo peor es que deberíamos alegrarnos puesto que este dato es una mejora considerable respecto al 2015 y 2013 (28% y 22% respectivamente).

Recordemos que esta ayuda por cese de actividad se instauro en 2010, en plena crisis, cuando ya mucho autónomos habían tenido que plegar. Las condiciones para poder acceder a esta ayuda, por la cual se cotiza no lo olvidemos, son ridículamente altas. Y supone una magra ayuda del 70% de la base reguladora y el periodo máximo durante el cual se puede recibir la ayuda es de 12 meses.  Las condiciones para poder recibir la prestación son:

  • Estar afiliado y en situación de alta en el RETA.
  • Tener el período mínimo de cotización por cese de la actividad. Los 12 meses anteriores al cese.
  • Estar al día del pago de las cuotas a la Seguridad Social.
  • No haber perdido la licencia de actividad por una causa penal.

La gran diferencia respecto a la prestación de desempleo de cualquier trabajador, es que el autónomo a de hacer frente a una cuota de cotización específica si quiere poder tener derecho a recibir en caso de cese de actividad la prestación. Además tendrás que aguantar un año en perdidas, sí palmando dinero en tu actividad, antes de poder tener derecho a recibir la prestación.

Actualmente se calcula que solo 600.000 autónomos de los más de 3 millones cotizan para poder tener derecho a recibir esta prestación. Una vez más los autónomos son utilizados con fines recaudatorios ya que solo 10€ de cada 100€ cotizados por el conjunto de los autónomos, exclusivamente contando las cuotas para la prestación por cese de actividad, son utilizados para el pago de las prestaciones. El resto…

Una vez más se demuestra que castigar al colectivo de los autónomos no tiene consecuencias. Es sencillo y rentable, tanto económica como políticamente.

 

Podras conseguir la ESO sin revalida

A partir del año que viene los estudiantes de Formación Profesional obtendrán el título de Educación Secundaria Obligatoria (ESO) sin tener que realizar la revalida que en principio se contemplaba en la ley. Sustituyendo a los Programas de Cualificación Profesional Inicial (PCPI), destinados a estudiante con problemas para finalizar la secundaria.

La FP básica alcanza el 60% de alumnos que se previa cuando se llevaron adelante las reformas. Este cambio legislativo en la práctica implicará que no existirá una revalida para la obtención del título y que este se obtendrá a discreción. Es decir, que la responsabildiad de otorgar el título estará en manos de los profesores que decidiran, discrecionalmente, cuando un estudiante alcance el nivel suficiente en la Educación Secundaria Obligatoria. Un nuevo parche que viene a intentar arreglar la enésima gotera de un sistema poco planificado y menos pensado por parte de los legisladores.

La política educativa sigue siendo en el mejor de los casos un arma arrojadiza que los partidos políticos utilizan en España como terreno ideológico donde zurrarse durante un breve lapso de tiempo. El resto, se convierte en una serie de acciones sin ninguna sintonia, y menos armonia, que actua a toque de corneta sin ni siquiera saber en que dirección está el rumbo. Y así no luce el pelo. En cada nuevo informe internacional salimos escaldados .

A estas alturas de legislatura ya se ve claro que el gobierno intentará que se hable lo menos posible del sistema educativo. Un campo en el que poco tiene que ganar teniendo en cuenta el desastre de la última legislatura con uno de los ministros peor valorados en toda la historia democrática. Lo cual, no vamos a negarlo, tiene un merito enorme porque la competencia, por abajo, es realmente dura.

Por supuesto, el resto de partidos tampoco hablarán mas que de pasada. Puesto que para ser sinceros, la educación necesita reformas estructurales que quien quiera aboradarlas tendrá que pisar muchos cayos. Y eso en época de elecciones es un tema tabú. Por otro lado, por mucho que se intente mostrar lo contrario, si hay algo que importa poco a la sociedad española es sin duda la educación. Si hay algo poco español, es hacer previsiones a largo plazo, sin resultados evidentes e inmediatos. Que inventen otros!

 

¿Realmente se está creando empleo?

oficina inemA raíz de este artículo escrito en eleconomista.es uno se pregunta hasta donde se pueden retorcer las palabras. Hasta donde los números se puden tergiversar para hacer creer a la gente que está en un escenario de recuperación económica y de crecimiento del empleo.

Veamos lo que pone el artículo:

La creación de empleo experimentará una leve desaceleración en los próximos meses, aunque avanzará a un ritmo superior al 3% en tasa interanual, lo que permitirá cerrar el año con más de 18 millones de trabajadores.

La patronal de las empresas de trabajo temporal Asempleo así lo prevé tras recordar que en octubre la afiliación a la Seguridad Social creció un 3,2% respecto al año anterior, dejando un balance de 530.947 afiliados más en los últimos doce meses.

Al mismo tiempo, se está produciendo un ajuste de la población activa, que descendió en 116.000 personas en el tercer trimestre. Según Asempleo, ello no responde al contexto económico, sino a la reversión de lo que llama el “trabajador añadido”, aquel que se lanzó a buscar trabajo durante la crisis para aportar recursos al núcleo familiar.

La primera frase ya marca la línea del artículo. Desacelerar es un palabra que se ha puesto de moda, especialmente desde la explosión de la crisis haya por el año 2006….bueno en España 2009 ya que resulta que nuestra economía era de Champions recuerdan?

Porque quién sabe cual es la palabra que cualquiera usa en la vida diaria en lugar de desacelerar? Pue sí, frenar. Pero claro frenar es una palabra con connotaciones mucho más negativas. Por eso cambiamos el lenguaje, para cambiar la realidad. A decir verdad para camuflar la realidad.

Lo importante del artículo es que la población activa vuelve a reducirse. 116.000 personas menos. Sin embargo el análisis que se hace, es que esta gente abandona la búsqueda de empleo porque la situación ha mejorado tanto que ya no les hace falta trabajar. Más que una noticia periodística parece una nota de prensa del ministerio de económia.

No penséis mal, esto no tienen nada que ver con la llegada de las elecciones. No, malpensados.

La nueva Educación

Vivimos en una era donde la revolución tecnológica ha cambiado nuestra manera de vivir y asimilar la realidad. El siglo XXI ha permitido que los medios de comunicación, como la televisión e Internet rompan las fronteras y vivamos en un mundo globalizado donde la información está a solo un clic de distancia. Este escenario actual nos ha permitido ser testigos de cómo el mundo cambia su perspectiva ante los progresos científicos que han dado luz desde los más avanzados teléfonos celulares, pasando por los más sofisticados computadores, hasta llegar al desarrollo de proyectos tan trascendentales como la inteligencia artificial. Hoy en día, un niño que crece en este entorno, tiene a su disposición del Internet para estar en conexión no solo con sus amigos, sino también para acceder al conocimiento y saciar su curiosidad y deseo de aprender.

Ante estas circunstancias surge la pregunta sobre ¿cuál será el compromiso que tendrá la educación dentro de este escenario? ¿Hasta qué punto es necesaria la presencia del docente para la formación de cada mente humana? ¿Cuál será el destino y responsabilidad de la educación?

La historia de la educación es tan antigua como la historia misma de la humanidad. El arte de aprender y transferir conocimiento proviene desde las etapas más primitivas del ser humano, no solo cuando debía asimilar el oficio de la pesca o la caza, sino cuando le era necesario comprender como era el mundo, el ambiente, la situación del vasto universo en el que se hallaba, donde las estrellas eran un misterio y el fuego una salvación para poder sobrevivir. Por esto mismo, la esencia de la educación produce un factor que no puede otorgar el conocimiento en sí mismo: la de moldear el pensamiento y comprender las autenticas virtudes que éste representan para que cada persona se sienta realizada existencialmente. La libertad que genera este acontecimiento es lo que da sentido y forma a la vida misma. La razón por la cual el hombre busca e investiga sobre sí mismo y sobre el mundo que habita es porque la vida misma se le presenta como un misterio y es su interna inclinación continuar comprendiéndose su razón de ser. Las claves que nos ha facilitado el estudio de la Historia son las que nos han permitido reconocer de dónde venimos, donde estamos y hacia dónde vamos. Otras materias como la filosofía o la aritmética nos ayudan a establecer los límites de nuestra voluntad, desde construir un edificio o tomar una decisión que cambie el rumbo de nuestra vida.

De la misma manera como lo cité en el ejemplo del mundo primitivo, donde la preocupación era sobrevivir encontrando el refugio ideal u obtener el alimento para subsistir, el mundo del siglo XXI enfrenta nuevos retos para el ser humano. Por eso, la verdad es que las enciclopedias, los libros y los tomos repletos de las más avanzadas investigaciones científicas no representarían su autentico valor sin “un maestro [que] es una brújula que activa los imanes de la curiosidad, el conocimiento y la sabiduría en los alumnos”, tal como lo afirma Ever Garrisson. El Internet y el mundo de la informática pueden brindar todos los elementos posibles para acceder al conocimiento, pero se puede asegurar con total certeza que la figura del maestro no estará en vía de extinción, ya que es su protagonismo el que permite que existan lineamientos claros para asimilar el saber y hacer un buen uso de este. William Butler Yeats tiene una frase preciosa sobre esto: “La educación no es llenar un cubo, sino encender un fuego”. Ese fuego es exactamente el que debe ser orientando por el poder de la educación, la que concede las perspectivas y los valores adecuados con los cuales continuar dándole sentido a la obra que teje el ser humano. Ese fuego que reside en el conocimiento es el mismo que puede producir una catástrofe nuclear a nivel mundial o sembrar miles de hectáreas de nuevos bosques para las generaciones futuras.

Teniendo en cuenta esto, la tarea del maestro en este mundo moderno y saturado de tecnología e información, adquiere ahora un valor importantísimo en el destino del alumno. La labor de la educación entra en juego cuando se debe educar a la persona, no solo para comprender todo el potencial disponible que constituye el conocimiento, sino el valor que puede darle a éste. En esta era digital, donde lo que nos mueve diariamente son los sistemas de información y nos cautivan los aparatos y las pantallas de colores, la tarea de la educación es permitir que el ser humano no se convierta en un ser alienado a los poderes de un sistema que explotará todo su entendimiento, dejándolo hipnotizado ante los sonidos de un Smartphone que le comunica quien acaba de subir una foto a una red social o le avisa sobre los impuestos que tiene que pagar o le pasa el dato más curioso sobre los famosos personajes del espectáculo. Y mientras eso ocurre, el mundo agoniza entre guerras, la soledad del individuo, la desesperación y angustia de los refugiados, el hambre y modelos económicos tan agresivos que asfixian el diario vivir de un sector de la humanidad.

Por todo esto rol del maestro debe entonces adaptarse a estas circunstancias para saber con precisión como enfocará el conocimiento para que sus alumnos puedan darle buen provecho y no que este mismo, en manos de otro, sirva para construir una realidad de alienación, tal como está ocurriendo en el mundo actual. Noam Chomsky decía que “si estas enseñando hoy lo que estabas enseñando hace cinco años, ese campo está muerto o lo estás tú”, una frase que nos indica que la educación siempre tendrá que buscar los caminos para moldear el pensamiento y la voluntad del aprendiz de manera que tal como lo afirmaba Hesiodo: “La educación ayuda a la persona a aprender a ser lo que es capaz de ser”.

Marco Común Europeo de Referencia para el inglés

Ya hemos hablado antes en este blog de aprovechar el tiempo y seguir avanzando y formándonos a través de los cursos tanto online como presenciales que tenemos a mano, gratuitos o de pago.

El mercado de trabajo cada vez exige más competencias en nuestro curriculum y la falta de habilidades en idiomas (sobre todo en inglés) te cierra puertas en la mayoría de los puestos de trabajo mejor remunerados.

Pero ¿cómo podemos demostrar en nuestro curriculum que dominamos un idioma?

Ya no vale con el socorrido “nivel alto de inglés”, ahora hay que demostrarlo con certificaciones oficiales.

La forma más fiable para un reclutador de personal de conseguir el candidato adecuado para el puesto, es guiarse por este tipo de certificaciones ya que es la única forma fiable que tiene de hacer criba y realmente encontrar a la persona que está buscando.

Y para esto precisamente se creó el MCER (O Marco Común Europeo de Referencia para las lenguas).

¿QUÉ ES EL MCER?

Es un estándar que utilizamos en Europa (aunque también en otros países fuera de ella) para medir el nivel de comprensión de una lengua extranjera, tanto oral como de forma escrita.

Este proyecto, liderado por el gobierno suizo, comenzó a gestarse en 1991 inspirándose en otros proyectos similares que llevaban realizándose desde 1971. Oficialmente salió a la luz en el 2001 durante el Año Europeo de las Lenguas.

¿POR QUÉ ES NECESARIO TENER UN MARCO DE REFERENCIA ?

Los términos “principiante” o “avanzado” son muy etéreos si no los limitamos de alguna forma.

Seguramente bajo el prisma de un profesor de secundaria el término “inglés avanzado” no sea el mismo que para un ejecutivo de cuentas con clientes extranjeros por lo que para tener un mismo “paraguas” por el que regirnos, se creó el MCER que hace que sea más fácil para todos hablar de niveles de idiomas de forma fiable.

El enfoque de aprendizaje de idiomas que tiene el MCER va más allá de asignar niveles: se basa más en la capacidad de comunicarse en el idioma elegido.

Los niveles, por tanto, se basan en habilidades comunicativas muy prácticas, centrándose en conocimientos lingüísticos específicos.

NIVELES DEL MCER

Los niveles del MCER se dividen en tres grandes grupos: A, B y C, que podrían asemejarse a “Principiante”, “Intermedio” y “Avanzado” aunque con mucha más precisión.

Cada uno de estos grandes grupos a su vez se dividen en otros dos subgrupos que podrían asemejarse a un nivel “alto” o “bajo”, haciendo un total de 6 niveles.

Nivel

Subnivel

Descripción

A
(Usuario básico)

A1
(Acceso)

Frases sencillas, conocimiento elemental de la lengua.

A2
(Plataforma)

Sabe comunicarse en tareas simples y cotidianas y es capaz de comprender frases de uso frecuente

B
(Usuario independiente)

B1
(Intermedio)

Es capaz de comprender los puntos principales de textos claros y en lengua estándar si tratan sobre cuestiones que le son conocidas

B2
(Intermedio alto)

Es capaz de entender las ideas principales de textos complejos. Puede relacionarse con nativos con fluidez y naturalidad

C
(Usuario competente)

C1
(Dominio operativo eficaz)

Es capaz de comprender una amplia variedad de textos. Se expresa de forma fluida y espontánea.

C2
(Maestría)

Es capaz de comprender con facilidad prácticamente todo lo que oye o lee

 

INVIERTE EN TU FORMACIÓN

Sin duda, invertir tu tiempo y tu dinero en una formación sólida es primordial para poder tener buenas perspectivas laborales y dominar una lengua, en este caso el inglés, es imprescindible hoy en día para acceder a puestos de trabajo bien remunerados.

Existen muchos recursos a tu alcance para lograr tener un nivel óptimo de una lengua extranjera, sólo necesitas muchas ganas y algo de esfuerzo por tu parte para alcanzar sólo un nivel intermedio.

¿Te animas?

La formación continua es imprescindible para adaptarse a los cambios laborales.

En una sociedad como la actual, donde los avances tecnológicos se apoderan cada día más de los sectores laborales; donde cada día se automatizan mas los procesos y la manufacturación de materia prima es cada vez mas observada por maquinas programadas por seres humanos, es importante mantener una capacitación continua en cuanto a nuestro conocimiento.

Alguno que otro siempre dirá: “¡No! La tecnología no es lo mío”, pero la verdad es que cada vez más, la tecnología es lo nuestro. Estamos hablando de un cambio en la forma de trabajar, cambios laborales en los cuales nos vemos afectados todos; desde la persona que limpia los pasillos en las oficinas de Microsoft, hasta el servidor que está escribiendo estas palabras.

Pero, ¿De qué va todo esto? ¿Qué tiene que ver la tecnología con los cambios laborales?

Pues, todo.

La forma en la que se hacen las cosas hoy en día, difiere en gran manera a como se hacían en los 70s, y la forma de hacerlo en los 70s, difería de los 30s, y así sucesivamente. El mundo está en constante evolución, la forma de hacer las cosas está en constante evolución, y eso es algo bueno; y más específicamente, algo que no podemos detener.

Los cambios en la manera de hacer una pieza a partir de materia prima hoy en día, requieren de preparación. La forma en la que se lidera a un grupo de personas cada vez tiene más explicaciones y ángulos diferentes que la sociología ha encontrado.

Mantenerse en constante formación es clave para adaptarse a los cambios laborales en la actualidad; si no queremos ser obsoletos para la labor que estamos desempeñando, es importante que llevemos acabo, ya sea por nuestra cuenta o por cuenta de la empresa a la que trabajamos, un desarrollo en nuestro aprendizaje.

Una anécdota muy personal sobre esta tematica, se basa en lo autodidacta que puede ser una persona cuando quiere conseguir una meta especifica; en este caso, hablamos de un gerente de planta de una compañía multinacional que tenía prevista una reunión en unos meses con clientes brasileños. La compañía para la cual este gerente trabajaba, le ofreció clases de Portugués para prepararse para dicha reunión; ¿lo malo? Las clases eran muy tarde en la noche, y entre la familia y los ejercicios, no podría asistir.

Para hacer la historia corta, esta persona aprendió por su cuenta lo básico en cuanto a lo empresarial en portugués, y luego de una reunión de 2 horas, logro conseguir el contrato sin necesidad de un traductor.

El constante aprendizaje nos demuestra que podemos llevar más allá los límites de nuestras habilidades. Con un mercado internacional, conexiones mundiales, y clientes y compañías en todas partes del globo, uno nunca sabe cuando las condiciones de trabajo cambiaran, y mucho menos para donde.

Imagínense ustedes un doctor que no sigue estudiando los avances tecnológicos en la medicina; un cirujano de tórax que no sabe que ya no es necesario romper las costillas para llegar al corazón con facilidad, por ejemplo.

Mas allá de cualquier situación, la formación continua es de suma importancia para aquel que trabaja; sea cual sea su trabajo.

Las condiciones laborales están en constante evolución; lo que antes era correcto para un sindicato, mañana puede pasar a ser correcto para la empresa y erróneo para los primeramente mencionados. Quizás mañana la forma en la que se consiguen empleos cambie y la búsqueda de conocimiento sea más valorada.

Dentro de los constantes altibajos de la vida misma, es imprescindible la formación constante, la búsqueda de conocimientos nuevos y las formas de adaptación para hacer de nuestros trabajos y empleos, algo mejor para nosotros mismos.